miércoles, julio 16, 2008

Música y frases odiosas

Esta mañana he visto a Coque Malla en el metro, iba con unas gafas de sol y una gorra, pero era él seguro. Me llamaron la atención sus elegantes zapatos de punta, hechos de piel de cocodrilo, un trabajo fino. Iba leyendo el País con las piernas cruzadas como una mujer, así tipo intelectual. El caso es que se sube en una parada uno de estos señores rumanos que cantan en el metro y llevan un pequeño ampli amarrao al esqueleto de un carrito de la compra. El hombre tiene que ponerse en el centro del vagón, y al pasar al lado del lider de Los Ronaldos, le pasa con toda la rueda del carrito por encima de su reluciente zapato izquierdo, y siguió adelante como si no se hubiera dado cuenta. Se le quedó la marca en el zapato y todo. Coque, para mostrarle su disconformidad, chasqueó la lengua lo más alto que pudo, pero para entonces ya había comenzado a sonar When The Saints Go Marching In.

Otro temazo recurrente en la banda sonora del metro de Madrid es Bésame mucho. Hay veces que lo he escuchado hasta dos veces de camino al curro. Es de estas canciones que odias a muerte pero que por H o por B acabas escuchando más que ninguna otra, como la canción de la peli Ghost.

El otro día estaba pensando en frases que nunca haya pronunciado nadie en ningún idioma y en ninguna época: "Hoy no, cariño, hoy no me apetece una felación. Prefiero seguir con mi novela de Lucía Etxebarría, que me tiene totalmente enganchado." Vale, lo de la novela es un poco trampa, pero la idea general es lo importante. Tienen que ser frases posibles, no valen absurdeces como "el perchero de peluche está mordisqueando mi aparato excretor". Aunque para frases absurdas, las que suelta por esa boquita el menda que llevo escuchando compulsivamente estos días, Franco Battiato. ¡Atiende! "Yo prefiero la ensalada a Beethoven y Sinatra, a Vivaldi uvas pasas, que me dan más calorías". Esa tampoco vale.

Un colega y yo nos pusimos a pensar situaciones donde encajaría perfectamente la frase "no te digo trigo". Por ejemplo, un agricultor le dice a otro: "Este terreno lo tienes desaprovechao, coño Julián, tendrías que sembrar algo, no te digo trigo, que da mucho trabajo, pero sí algo sencillito como patatas o remolachas". Aunque no tengo ni idea de si las patatas son más fáciles que el trigo, la verdad, si alguien pudiera confirmarme este dato, me quedaría más tranquilo.

4 comentarios:

Elena dijo...

Una frase que nadie ha dicho nunca:
- Mari te presento a mi hijo Fulanito, has visto qué feo es el pobre?
- Quién, tu hijo Trigo?
- No, no te digo Trigo, te digo Fulanito.

Espíritu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Espíritu dijo...

Hey Elena, ¿qué tal?

Por cierto, este post es grande entre los grandes que lo sepas. ¡Nos vemos en el tour Asturias 2008!

Mi aportación. Una que la ha dicho mucha gente y yo en particular más aún: "Te digo trigo por no decirte Rodrigo" (muy parecida a esa otra que no incluye "trigo": "Donde dije digo digo Diego") puede modificarse como "No te digo trigo para decirte Rodrigo".

elena dijo...

Hola Antonio! Por aquí sigo pasando calores y esperando que venga el chaval por estas tierras.

Pues sí, pedazo de post, este Richi cada día es más profesional del bloguismo.

Lo he flipado con el Chiquigrind, Dios mio! yo lo que pasa es que yo soy del palo purista de Chiquito, esto es una blasfemia!!!