jueves, octubre 11, 2007

Sitges otra vez!

El martes estuve de nuevo en el festival, y pude ver Dainipponjin, y ya os digo que es una maravilla.

¡Si no queréis saber de qué va la peli, no sigáis leyendo!

La película es un falso documental (como las series The Office, Trailer Park Boys o el documental sobre Spinal Tap. Me encantaaaaan!!) en el que se retrata la vida cotidiana de un típico superheroe japonés, de estos que sirven a su patria luchando contra esos bichos gigantes y absurdos que vienen de cuando en cuando a la ciudad para destruirla sin un motivo concreto. Además, todos los combates son retransmitidos por la televisión, en un reality show de segunda que cada dia pierde audiencia. Los últimos 15 minutos me han hecho reir como un animal.

Para mí este tipo, que es el director, guionista y protagonista de la peli, mezcla con maestría el humor infantil y rápido de Humor Amarillo con el toque irónico y lento que le da el rollo documental, todo rodeado de una atmósfera bastante chanante. Es algo muy diferente.

Luego vimos el nuevo trabajo de Robert Englund, el de Pesadilla en Elm Street y V (aquí le vemos interpretando su papel de Willie junto Barbara Streisand y un tipo muy atractivo detrás). Es una peli de monstruos en la que Robert interpreta el papel de un profesor de química que se transforma en un monstruo comecarne por culpa del mal estado de las tuberías de su casa siniestra. Convierte a unos cuantos alumnos en zombis, pero una vez más, el bien se coloca por encima del mal y todo acaba estupendamente. Lo mejor, la cara de buena gente del monstruo y la parte en la que se empieza a sentir raro el profesor, llegando a clase manchado de sangre, eructando y con andares de zombi.

Por último, Babysitter Wanted. Una chica pavita y monjil pero apretada, decide trabajar de canguro para sacarse unas perrillas, para tener pa sus gastos, y lo que se encuentra es menúo... El niño resulta que es el hijo del Diablo y además caníbal y claro, los padres tienen que traerle la comida todas las noches. Ole esos padres sacrificaos, sobre todo él, que sabe que el hijo no es suyo. Vimos descuartizaciones, hachazos por la espalda, incluso el típico policía que viene a la casa, hace algunas preguntas y se va poco convencido, pero al final vuelve en el momento más apurado.

En fin, chavales, como véis, ha habido un poco de todo: humor, terror, terror-humor, género policiaco, intriga, matemáticas... Este puente tenía planeado ir otro diita, pero no sé qué va a pasar, porque las entradas de las pelis que quería están agotadas desde hace tiempo.

1 comentario:

Elenowsky dijo...

Tengo muchas ganas de ver ya Dainipponjin, por lo que me habéis contado me gustará mucho. Otro año lo mismo me apunto. Qué gambiteros!