domingo, noviembre 18, 2007

Desmitificando

1- En la tumba de Groucho Marx no pone "disculpe que no me levante, señora". Sólo el nombre, los años de nacimiento y muerte y la estrella de David.


2- Ese número que hay detrás del DNI no es el número de personas que se llaman como tú.

3- Papa Noel ya era rojo antes de la Coca Cola. La ilustración de la se llama "Merry Old Santa Claus", de Thomas Nast, publicada en Harper's Weekly el 1 de enero de 1881, y realizada entre 1864 y 1866. La de la derecha pertenece a la primera campaña navideña de Coca Cola, en 1931, encargada al pintor Haddon Sundblom, en la que vemos a un rollizo Santa Claus con un chupito en una mano y un látigo para castigar a los niños malos en la otra.














4- Marilyn Manson no es el de Aquellos maravillosos años, aunque yo no me lo acabo de creer del todo. La cara es la misma, pero hace años que dejó atrás la rebeca verde.


CONTINUARÁ...

6 comentarios:

El Mario dijo...

¡Eh, lo del DNI lo sabía hace ya tiempo!

Pero me suena que había muchas más cosas de éstas. Te tengo que prestar un libro de leyendas urbanas que está genial...

(Por cierto, mis disculpas por la salida por patas de ayer, pero es que estaba tan reventado y tenía tanto frío que fue un acto reflejo al ver el taxi... Hale, hale, besitos, guapetón)

El Mario dijo...

Me acabo de acordar de una... Hay por ahí quien dice que Bunbury es uno de los niños que cantaban en Parchís...

El Mario dijo...

Vamos, que sí, que lo de Bunbury lo he oído por ahí...

Ricardo dijo...

Es verdad, lo del DNI ya lo tenías en tu blog!! Si es que...

piticli dijo...

lo que sí que es verdad es lo de que Ricky Martin se tuvo que esconder en un armario porque la chica a la que le iba a dar la sorpresa empezó a hacer guarreridas con su perro y una lata de "la piara". Lo sé porque me dijo un amigo que un amigo suyo lo había visto.

Ricardo dijo...

EL Sr. Piticli tiene razón, lo de Ricky Martin es verdad, un vecino mío juraba que lo tenía grabado en vídeo.

Ah, y a la Obregón le estallaron las tetas en un avión, ¿no os acordáis?

Son todo verdades como templos, camiones, pianos o puños, lo que queráis.